Productos

Esparrago

Producto elaborado de turiones frescos, enteros, limpios, sanos de la especie Asparagus officinalis y libres de materias extrañas a la planta. Durante el proceso de producción, el esparrago se selecciona, calibra, recorta y pela para continuar con la etapa de escaldado y enfriamiento, posterior a esto, es congelado en túnel IQF. Hasta alcanzar una temperatura igual o inferior a -18°C. Antes de pasar a su almacenamiento cuyo rango es entre -18° a – 22° C, el producto pasa por un detector de metales y un equipo de rayos X, los cuales nos garantizan la inocuidad de nuestro producto. Esto significa que nuestros productos congelados se encuentran libres de contaminación por materiales extraños y esto es sinónimo de INOCUIDAD.

Mango

El mango es una fruta dulce, refrescante y de fácil consumo, rica en sustancias de acción antioxidante, motivo por el cual su consumo es adecuado, teniendo en cuenta además sus propiedades nutritivas, para toda la población.

Mango congelado mediante proceso IQF utilizando frutas sanas en óptimo estado de madurez, color, textura y sabor característicos de la fruta. Las frutas son lavadas, desinfectadas, peladas, se elimina semillas, los cuadros son congelados individualmente y posterior son empacados en bolsas de polietileno azul de baja densidad de resina virgen dentro de una caja de cartón corrugado. Su empaque es variable a petición del cliente. Por lo general se almacenan en bolsas de polietileno azul de baja densidad de resina virgen, dentro de cajas de cartón corrugado con la respectiva fecha y hora de empaque. Antes de pasar a su almacenamiento cuyo rango es entre -18° a – 22° C, el producto pasa por un detector de metales y un equipo de rayos X, los cuales nos garantizan la inocuidad de nuestro producto. Esto significa que nuestros productos congelados se encuentran libres de contaminación por materiales extraños y esto es sinónimo de INOCUIDAD.

El mango es un producto utilizado principalmente en la industria de alimentos y para consumo directo en la preparación de refrescos, jugos, néctares y pulpas azucaradas.

Maracuya

La maracuyá también conocida como fruta de la pasión (Passion fruit) pertenece a la familia de la Passiflora Edulis. Se cultiva en climas tropicales y subtropicales. Se caracteriza por su sabor agridulce, por su aroma concentrado y por ser muy jugosa.

Su composición tiene un elevado porcentaje de agua. Además, es muy rica en vitaminas y minerales (vitamina C, provitamina A o beta caroteno). La maracuyá se la puede emplear en la preparación de jugos, pulpas, néctares y para aromatizar bebidas, cremas o similares. Perú es uno de los principales productores de maracuyá en Sudamérica, así como el principal exportador de pulpa de maracuyá congelada. Adicionalmente, debido a su aroma, la cáscara es también un producto comercial.

La pulpa congelada permite conservar el aroma, el color y el sabor. Antes de pasar a su almacenamiento cuyo rango es entre -18° a – 22° C, el producto pasa por un detector de metales y un equipo de rayos X, los cuales nos garantizan la inocuidad de nuestro producto. Esto significa que nuestros productos congelados se encuentran libres de contaminación por materiales extraños y esto es sinónimo de INOCUIDAD.

Mandarina

La mandarina es el fruto del mandarino, árbol que pertenece a la familia de las Rutáceas, con características similares al naranjo, aunque más pequeño y delicado. Esta familia comprende más de 1.600 especies. Además, el género botánico Citrus, que incluye a esta fruta, es el más importante de la familia y consta de unas 20 especies con frutos comestibles, todos ellos muy abundantes en vitamina C, flavonoides y aceites esenciales. Los frutos, llamados hespérides, tienen la particularidad de que su pulpa está formada por numerosas vesículas llenas de jugo. La mandarina se considera como el cítrico más afín a la naranja. Su pequeño tamaño, su sabor más aromático y la facilidad de quitar su piel, hacen de esta fruta una de las más apreciadas. Antes de pasar a su almacenamiento cuyo rango es entre -18° a – 22° C, el producto pasa por un detector de metales y un equipo de rayos X, los cuales nos garantizan la inocuidad de nuestro producto. Esto significa que nuestros productos congelados se encuentran libres de contaminación por materiales extraños y esto es sinónimo de INOCUIDAD.